“Querido diario” segundo capítulo

Querido diario,
Aquí me tienes otra vez,
Hoy pasó algo raro,
¿Recuerdas lo que te conté ayer?

Pues papá vino borracho,
Eran las dos o las tres,
Y pegando voces entró a casa,
Mamá fue corriendo hacia él.

Ella llorando le suplicaba,
Que bajara la voz de una vez,
Y él con un golpe la tiró a las escaleras,
Y allá se quedó abrazada a la pared.

Yo me encerré con tristeza en mi cuarto,
Y con fuerza a la almohada me abrasé,
Y escuché a lo lejos disculparse a mi padre,
Jurando que no lo volvería hacer.

Y escuchando esas palabras,
Mis ojos se cerraron al saber,
Que todo había pasado,
Que todo sería normal otra vez.

Pero al igual que el cesar de los gritos me ayudaron,
Esa noche a viajar al Edén,
Fueron los que me trajeron de golpe,
Y no me dejaron volver a él.

Esta mañana cuando desperté,
Papá ya no estaba en la casa,
Mamá dijo que todo estaba bien,
Pero noté tristeza en sus palabras.

Puede que sea exagerado,
Todo lo que estoy diciendo,
Pero son las diez y aún no ha vuelto,
¿Será que mamá me esta mintiendo?

Buenas noches querido diario,
Espero mañana poder resolver,
Estas dudas que están acabando,
Con la tranquilidad que me abordaba ayer.

Poema escrito por maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *