ROSA

Esa rosa primorosa
ensordece mi locura.
La dibujé en procura
de que se vea más hermosa
la fragante cabellera
de mi amante primavera,
pues delante se consume toda flor
que dilata con amor
tu perfume trovador.

En tu rostro escarlata
se refleja el sudor
ya perdido por la flor,
pues el frío de una ceja
destrozó el rocío
matutino que maneja
la delicia del camino.
La perpleja picardía
que acaricia nos enseña
moralejas del destino.

Es por eso que la rosa
y la brisa representan
nuestro beso y tu risa
asombrosa que se escapa
de tu boca deleitosa.

Y tu boca deleitosa
me provoca por sus óvalos
parecidos a los pétalos
cristálidos de la rosa
que dibujo con tus besos
bien pulidos a sus lados
y al reverso.

Y me embrujo con tu prosa
y tus voces que se escapan
muy veloces de tu mente amorosa,
luego salen por tus labios
cual atroces se resbalan
por tu cara olorosa
a perfumes y agua clara.

Poema escrito por Oscar Vanegas Angarita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *