Querido diario

Querido diario,
Hoy serás mi confidente,
Mi compañero de desgracias,
El único que pueda entenderme.

Hoy he visto a mi madre llorar,
Con la puerta semicerrada,
Y cuando quise entrar y preguntar,
Vi a mi padre que desde dentro le gritaba.

Y dando dos pasos hacia atrás,
Dejé los gritos a mis espaldas,
Y pensando que sería una riña normal,
Salí de mi casa en la mañana.

Cuando volví al atardecer,
Después de comer con unos colegas,
Vi en el rostro de mi madre,
Un morado sobre la ceja.

Y sonriendo giró la cabeza hacia un lado,
Y me dijo evitando que viera su tristeza,
“Papá llegará esta noche tarde,
No hace falta que lo esperes despierta”.

Buenas noches querido diario,
Espero que mañana todo se resuelva,
Y que papá y mamá vuelvan a ser,
Tan felices como antes lo eran.

Poema escrito por maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *