Que os parece

La cruz de madera que siempre relucía
ahora es bañada por la sangre
desde la cabeza a los pies estremecía
y los labios tenian sabor vinagre

La corona de espinas no recordaba el dolor
clababa con todas sus fuerzas
e impregnaba el sentimiento en la cabeza
de quien sentia la pasion del redentor.

El cuerpo poco a poco se desvestia
y el alma iba volando
las heridas se iban marchando
y con un perdon en los labios aparecia.

“Perdonalos padre no saben lo que hacen”
vasallos,prostitutas, los apostoles y la virgen
de orgullo se arrodillaban sintiendo en el pecho
esperanza y tristeza,lágrimas que llegaban a su lecho.

Los ojos de las personas no daban credito
el mesias que los salvaba
poco a poco estaba muriendo,
mientras que Maria mas lloraba.

Resucitó a los tres días,sin clavos ni heridas
con una tunica cubría el cuerpo
que había salvado las vidas
de los pecadores que ahora si lo creian.

Una muerte con una lavada de manos
en la que se exculpó el más pecador
diciendo yo no quiero saber nada
y la muerte a un pobre hombre acaeció.

Tanto predicar, prevenir y curar
para que ahora la gente te abandone.
Salvan al más ruin de todos
porque no aceptan tus reproches.

Creían que ibas a ser un luchador,
para vengar al pueblo vecino
y no comprendieron con tus relatos
que en el amor se halla vencido.

Poema escrito por Violeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *