Por que existen contradicciones

Tu amor que nunca olvido
el que trato incesante de borrarlo
de mi piel, de mis deseos, de mis ojos
quedando mucho de ti en mis recuerdos

Tu amor que es un raro imposible
al que no debí abrigar ni un solo instante
tu amor que es cruz, cadalso, muerte.
sollozo, llanto, adióses fríos

Congelando mí sangre a cada rato
con una sentencia cruel que tú profieres
condenándome al silencio de tus labios
y la angustia de la espera y al desvelo

Tu amor que es tropel, engaño vano
Juego, mentiras, traicionero a diario
concluyo que es mejor no empecinarse
y dejarlo que se marche donde el quiera

No habrá otra manera de olvidar
que no sea, no verte mas, ni escucharte
Cerraré mis oídos y mis ojos, y te diré
un adiós sin regresos, sin palabras

Yo seguiré mi camino y me apartaré
de lo que me hiere, recordaré los tiempos
de espera y desconsuelos
Y te dejo de tarea que me olvides,

No me pienses, no me busques, no me llames,
yo estaré muerta para ti desde este instante
Y tú, para mi, estarás muerto y enterrado
con una cruz sobre tu lápida

Porque hay cosas que en la vida son eternas
Y aunque nos arranquemos la piel siguen presentes
Y yo tuve la desgracia de un día amarte
Y la suerte de que ese amor nunca se marche

Poemas escrito por Lirio blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *