La tarde con su apariencia

Solo el cielo,el mar,el viento
fueron testigos sinceros
de momentos placenteros
apretados,sin aliento.
son arco iris tus ojos
que me miran con antojos
cuando me miran al besar
alegre los veo brillar
tu me miras con con sonrojo
veo un amanecer rojo.

Para que sepas mi amor
y no causarte estupor
hago la luna menguante
para verla yo al instante
eres cual mar impetuoso
siempre bello y majestuoso
la tarde con su apariencia
y su sublime inocencia
yo contemplo las estrellas
igual que noches aquellas.

Poema escrito por magdalena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *