El Éxodo

Fe ciega adornada
de doradas armas celestiales
abriéndose paso con el alito de muerte
del dios farsante
del que hiere con su mano
cuando hay tanta herida
en un mundo sangrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *