EL OCASO DE LOS ALTOS ELFOS

El ocaso de los altos elfos
altos, limpios y hermosos
como la luz del atardecer que se marchita en su rostro.

Quisiera ser un cisne
y poder volar -¡maldito cáncer!
y poder ver el mundo bajo mis alas
y poder soñar

Soñar que todo es mentira
y que nada es verdad.
Como la luz que
dudosa entre dos mundos
parpadea débil y desparece.

Y poder reunirme con los altos elfos
algun día
en este mundo o en el otro
en algun plano.

La rosa arrancada
El sol apagado
El mar secado
y el hombre olvidado.

Poema escrito por Daniel Castilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *