Su primer sueño de agonía

Entre gritos se pierde la vida
Cayendo en picada
Con la mirada
Así sin más pérdida,
Los momentos de la vida
Todos recordados con esa alegría
Que más que feliz, es fría,
Como el viento que grita
Que se ha acabado su historia.

Palabras que no hablan nada
Pues el mar las revuelve con la arena,
Esa arena de ese desierto
En la que solo crese la espina,
Espina que lastima al corazón,
Que por el dolor NO grita,
Grita porque solo el tiempo
Podrá detener esa agonía,
Morir seria lo último que pediría.

Mirando como escapa la vida,
En esa luz que traga la oscuridad
Devorando cada sueño, cada meta,
Dejando todo en absoluta soledad,
Intentando recordar la compañía,
Rogando por primera vez piedad
A alguien que no conocía,
Olvidando toda la felicidad
Que simplemente no merecía.

Entre gritos se pierde el dolor que todavía no llega,
Se detiene en el viento, en media y larga caída,
La oscuridad envuelve el cuerpo con la mirada perdida,
Los gritos le devuelven la luz débil y cálida,
Le devuelven la voz cortada por el miedo y fría,
Le devuelven sus sueños que han estado llenos de alegría,
Los gritos que fueron ecos le devuelven su vida,
Vida que nunca fue robada, pues fue su primer sueño de agonía,
Aun así continua ignorando lo que pasara el siguiente día…

poema escrito por Senz Lird

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *