Elegía A La Soledad

Nuevamente aquí estoy
absorta en tu silencio, en mi propia celda.
Hola soledad aquí estás visitando a esta amiga.

Amiga soledad ya no te extraño,
porque siempre estás aquí conmigo mitigando mi dolor,
me acompaña tu presencia en mi tácita existencia.

Mi amiga soledad tú que has sido mi luz inspiradora,
de mis antologías y noches nostálgicas.

Soledad mi compañera en cada paso, en el silencio,
en lo recóndito, en la luz y mis sombras.

Soledad tú que serás mi compañía
hasta el llegar el invierno de esta visceral existencia.
Hasta cruzar el otro lado del sol y dormir en un mundo de sonrisas.

Oh! Soledad mi fiel amiga y compañera…
Junto a mis libros, mi espacio, mi música y mis metálicas letras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *