Con tu ausencia en mi boca

Éramos sombras perdidas
en la inmensidad de un vaso con agua.

Y yo no te encontraba
y tú no me buscabas,
aunque siempre siempre,
estuviste a mi lado.

Te recuerdo y aún no te has ido,
y tengo miedo de esta ausencia que aún llega,
y acaricio la almohada en que imagino,
estuvieron tus cabellos,
y siento que los toco, y siento que los beso…

Y nuestras sombras nunca se hallaron,
se cortaron las alas,
se corto la aurora
¿y qué hay de mi?

Qué hay de mí cuando
tus pies están detenidos
y divididos entre otro mundo y yo.

Y te digo ven:
tú:
sombra o ausencia o nada:
ven y bésame,
aunque tu beso signifique muerte
y el roce con tu piel la eterna despedida.

Poema de amor escrito por Otto Alucard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *