suici…? a trozos

En esta noche de estrellas rojas,
siento el goteo de la lluvia en mi mente,
cada palabra, cada sentimiento,
los impulsos violentos del cotidiano deseo.
Los poros se me abren para secretar mis ganas,
las de romper la ilusión mortuoria
de una imagen abstracta y surrealista
de mi mismo.
Ese hombre de sombrero y capa,
que entre canto y broma se roba mi nombre,
con aires de maníaco ególatra,
de inconsciente y necio.
Burdo bromista en noches de juerga,
ilusionista ingenuo de masas oscuras,
de luces zigzagueantes, de veleros voladores,
de flores cantantes y baratos perfumes.
Irrefrenable e indetectable aborda la existencia,
como un pirata que blande su espada frente a mi pecho.
Imponiéndose a mis ojos con su porte galanesco,
con su fuerza de carácter, la palabra sencilla,
con el desvergonzado libertinaje del que no pierde nada.
di porque quieres matarme!
cual es el sentido de destruirme cada noche
para soportarme en las mañanas.
Despertare un día sin despertar,
hundidos en el firmamento mis ojos secos,
con el humo impregnándome el suelo
y el licor adornándome el techo,
recostado en la acera
de cualquier calle desconocida.

poema escrito por sigfrid ??l?? ???t?????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *