Cuando ya todo resulta un imposible

Y yo tan frágil, tan pueril, tan loca
que me deshago cada día como hoja
que verde aun cae del árbol joven
y rueda moribunda hasta la aurora

A quien no le es posible detenerse
en la caída a lo profundo del césped
o de la tierra que la espera
Que inútilmente y sin razón se vence
al destino cruel que le depara
Irse cuando aun le quedan fuerzas
de luchar y conseguir un mundo nuevo

Y tú que ahora llegas a recoger tu rostro
Sembrado en mis pupilas y en mi alma
Vienes a recoger todos los recuerdos
que de ti guardo en mi corazón
oculto de miradas y sin dueños
Me quieres arrancar lo único que tengo
el único consuelo de mis penas

El tiempo al pasar va haciendo ruidos
de tambores que suenan a los lejos
de guitarras que cantan los amores
Y es tu amor la música que quiero
junto al arpa que dulcemente toco
recordándome sus cuerdas a tu cuerpo
desnudo, ausente de pudor, sensible
clavado en mi memoria
y llevado en mi frente como una cruz,
eterna e implacable…
que no quiere mi memoria dejar ir
por el camino del olvido que tu quieres…

Poemas escrito por Lirio blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *