Por que el silencio huele a mentira

Aprendí a auscultar tu silencio
a leer en las letras dormidas
y entender de tus labios ilesos,
las verdades que no conocía.

Soy consciente que toda mi vida
se resume en angustias y besos
y es por eso que quiero perderte
aliviando de angustias mi pecho.

Yo te ví fuente clara de vida
te sentí con fulgor de otros tiempos
y en fecundos jardines de octubre
prometiste quererme por dentro.

Mas las rosas que ayer me juraste
hoy son grises y tristes helechos,
solo textos de amor que copiaste
de algún álbum perdido y añejo.

Ocultaste amistades y trucos,
te guardaste verdades de invierno,
ya no puedo mi sed confiarte,
pues tus aguas me secan por dentro.

Poema escrito por Chino?Vi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *