dedicado al abuelo de las mandarinas

Abuelo por la edad
fue dejado y olvidado
Joven por vigor
fue absuelto y aclamado.

Abuelo que más que abuelo
es joven experimentado
en el arte de la vida
y en la vida de su canto.

Abuelo por la edad
fue dejado y olvidado
Joven por vigor
fue absuelto y aclamado.

Su voz temblorosa y frágil
su vieja edad es razón
su espíritu noble y sincero
a su enorme corazón.

Abuelo por la edad
fue dejado y olvidado
Joven por vigor
fue absuelto y aclamado.

Cantante de espacios abiertos
creyente en un Dios beningno
Su voz a inundado el mundo
Y su fe nuestros corazones

Abuelo por la edad
fue dejado y olvidado
Joven por vigor
fue absuelto y aclamado.

Amado por sabios
por soberbios despreciado:
“Que abuelo mas simpático
inteligente y deseado”

Abuelo por la edad
fue dejado y olvidado
Joven por vigor
fue absuelto y aclamado.

Sus besos y sus abrazos
a todos los rincones llegan
gracias a su ordenador
que su alma entera alberga

Abuelo por la edad
fue dejado y olvidado
Joven por vigor
fue absuelto y aclamado.

Su sonrisa afable
su mirda amable
su aspecto suave
y su canto amable.

¡Viva el abuelo de las mandarinas!
¡Que por muchos años siga entonando!
¡Su noble corazón, jamás será olbidado!
¡Viva el abuelo de las mandarinas!

Poema escrito por Daniel Castilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *