yo espero pronto, poderte enamorar

Es un viento helado que recorre el corazón
es arena cálida del desierto por el cuello
es veneno en sangre con purpúrea desazón
es una fágil rosa que rompe en destello.

Es dolor que termina poco a poco en llanto
es ardor que acaba sin haber empezado
es la existencia propia, sin amar tanto
es una aguja clavada en el ser amado.

No es la serpiente quien huye de la alegría
no hay un animal que se te pueda igualar
porque aunque me rechazas cada día
yo espero pronto, poderte enamorar.

Poema escrito por Violeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *