POEMA A LA MUJER PORTORRIQUEÑA

Anda siempre la cigüeña,

desconfiada y pedigüeña ,

de tener como reseña,

a Puerto Rico como señas

y portar siempre con saña,

en su pico a las más bellas,

a las mujeres que les lleva

en esa sola dirección.

Y es por eso que la portorriqueña,

al igual que la caleña,

como ramos de gardenias,

ellas flores todas son.

Y aunque dude, la cigüeña,

a esta patria tan pequeña,

de entregar tanta belleza,

por mucho que ella se empeña;

las flores ,salen solas con el sol.

Poema escrito por Ups

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *