Suplica

Déjame adivinar tu alma secreta
para vivir soñando con tus amores;
que a veces algo mi pasión inquieta,
y hace que viva y sueñe como poeta,
con el pudor ingenuo de tus rubores.

Déjame que te mire con embeleso,
que el amor es un fuego que me consume:
quiero ver tus pupilas y en exceso,
a tu boca de almíbar robarle un beso,
y morir delirando con su perfume.

Que si llegas a amarme como te adoro,
y si vives en mi sueños y mi ilusión;
con que luz tan divina he de ver todo;
porque Dios se refleja de tal modo
que he de amarlo en tu propio corazón.

Poema escrito por Angel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *