ESAS COSAS TUYAS

El candil que se enciende en tus ojos,
En tus ojos profundos de luna
De esa luna que brilla de antojos
Y convierte mil horas en una.

El rubor de inocencia que pintas
En la faz de tu piel tierna y pura
El caudal de la voz con que cantas
Bendiciones de amor y ternura.

Esas son las mil razones
Que encienden profundas pasiones
Que embriagan mis ilusiones
Que se transforman en rezos de todas mis oraciones.

Poema escrito por Riccardo Daniel Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *