En piel de lotos

Cuando nos miramos
en secreto y sin palabras
con el manso fuego del corazón
y la noche en plenilunio
Volamos entre los lotos
para descender en la lúgubre
de los silencios
y cada beso roto
un lamento que no podemos olvidar
Entonces de cada estrella
apenas nacida
ya tú has mermado su brillo
y mis labios pelean con ansias
que no puedo explicar,
porque tu reflejo,
tú imagen,
es la majestuosa réplica
del rocío de la mañana,
el reinvento de una maravilla
en la vida,
la transfiguración de mi espíritu
cuyo suspiro es el nombre tuyo,
el sueño mío

Poema escrito por Undómiel Miró

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *