Despertar al amor

Cuando llegaste a mí, paloma inquieta,
eras luz, y fragancia, y eras día;
y mi mente soñaba, y cual poeta
profanaba el amor con mi poesía.

Fue el despertar azul que yo deseara
para sentirme de tu amor Henchido;
par esperar a que llegase el Hada
rompiendo aquel vaivén del alborada,
y opacando la voz de aquel gemido.

Fue aquel suspiro que apagó tu risa,
y encendiera en mi pecho una pasión;
fue el baluarte sutil de tu sonrisa,
como caricia suave de la brisa
que esconde muy adentro el corazón.

Fuiste tu y tus palabras misteriosas
la que me hacen vivir luces divinas;
fuiste tú, que dejaste entre mis cosas,
el suave aroma de ignoradas rosas
que llevas en tu ser cuando caminas.

Fue el acorde de aquella melodía
que escapa suavemente de tu acento;
fu que tú perfumaste mi agonía con tu
sutil melancolía, y con el raro
hechizo de tu aliento.

Poema de amor escrito por Angel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *