QUISIERA CRUZAR EL CIELO

Desgarra de tanto dolor al sollozar,
mi alma al cielo pido por tu amor con suspiros amargos,
olvidar quiero los agrios momentos,
al pensar que tus manos de fuego me acarician con pasión,
escuchando tu voz, si eres una diosa, melodía preciosa,
como si fueses en media noche un regalo,

musicales voces, sensibles que hurgan mi corazón,
despidiendo el sabor del amor una flor,
como un vicio, un sueño, una fantasía de Oz,
tú distancia un pentagrama,
altas y bajas de colores las notas
un escrito el telegrama es.

La dama que clama hoy,
quiero amarte con ardor y pasión, no es desengaño,
sino el susurro que recorre el peldaño elevando
el siguiente suspiro, sin rumor es el amor
¡ mi cariño!… triste no estés.

Tus manos me acarician y me escriben en murmullo,
no implores solo ámame, que tu amor no puedo borrar;
que no te escucha el etéreo espacio,
más mi espíritu te toca y te siente,
tu aroma cercano, sólo ámame, el cielo no puedo cruzar,
lo puedo jurar.

Poema escrito por carlos Enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *