Y Qué Fui Para Ti

No fui el sol que iluminó tus días,
ni la marea que alborotó tus sentidos;
mis palabras y mis besos no te hicieron soñar con el paraíso
que para mí era el estar contigo.

Siempre serás una persona querida,
porque cuando te tuve a mi lado,
supe desde el primer momento que te amaría y para toda la vida.

Para ti ahora sólo soy tu amigo,
cuando yo quería ser el hombre que compartiera tus sueños,
tus logros, tus pensamientos y tu vida.

No sé si me amaste con la inmensidad que te amó cada parte de mi cuerpo;
nunca supe si sentías bien en esos momentos que recuerdo con anhelo,
que adoro y que espero que la vida y el destino
nos permitan estar juntos de nuevo.

Poema escrito por Eduardo Ramírez Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *