Oda a la amistad

En un paisaje habitual,
estaban sin màs ni màs,
un patito allà en en rìo
la mariposa azul frìo,
un ruiseñor y este tio
al que llamaremos Ups.

Cada uno y su destino
un dìa hermoso de estìo
se dieron a conversar.
De allì surgiò una amistad
tan alegre como el vino,
que te suele embriagar.

Este es mi humilde poema
que le quiero dedicar,
a los amigos que tengo
y aquellos que ya vendràn.

Ave, insecto y Dios dirà,
en este lugar de ensueño,
haremos culto de esto
a lo que llamo hermandad.

Poema escrito por Ruiseñor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *