Día a día

cuando me valla a caminar por este mundo
y me de cuenta que me encuentro tan distante
sera difícil no pensarte a cada instante
sera difícil no tratar de buscarte
Pero algún día sera justo lo imperfecto
en algún tiempo dejare de ser violento
por mas que intente esconder mi sentimiento
yo solo se, que te llevo aquí muy dentro
mi corazón no aguantara mas tiempo
si tu no estas se perderá, lo estoy sintiendo
tan solo quiero que regreses a mi vida
pues eres tu lo mas grande que tenia

y aunque existiera otro que cuide tus pasos
otra persona que te tenga entre sus brazos
jamas sabrá lo que es tener tu compañía
porque en mis sueños tu aun sigues siendo mía
y día a día bendeciré ese momento
en que los dos nos conocimos en silencio
en que los dos vivimos este lindo sueño
que fue la causa de todos mis desvelos.

Enviado por: LENIN HERNANDEZ

EL ARTE REVELADO

Quisiera en el arte estampar,
el amor te puedo regalar,
un poema, un verso y una flor,
sin aureola de emperador.

Nada ansiaría en la imaginación,
mi alma elevada y sin compasión,
plasmar un embrujo soñoliento,
sin dejar rastro del esquivo viento.

Mi invento es un tanto de arte,
sin haber acabado el turno ardiente,
en la vereda una curiosa,
mi vida forma, la belleza de una diosa.

El santo Grial no he prometido,
te amo aquí, en este momento emitido,
no tengo sangre de monje,
eres mi arte, el camino sin rodaje.

Sin ser hereje he vivido enamorado,
todo enlazado, que he orado,
que no es un juego mi arte,
el fuego quema, la tentación que arde.

Esperando el hambre que no llena,
no existe el arte que no rellena,
la belleza y la ternura, la obra que consumo,
la mezcla como artista es el insumo.

En esta obra maestra, en lienzo sagrado,
he forjado la sabiduría y la claridad,
vestidura de hechicero, amor y gratitud,
eres tú, el completo, el arte revelado.

Poema escrito por carlos Enrique

Las pinturas del pasado

Todo esta grabado en las pinturas
Colgadas en esta mansión multicolor,
Las pinturas del pasado son analizadas,
las pinturas del presente son pintadas por el Artista.

En la habitación secreta del futuro se bosquejan ideas.
Mi sentimientos pintan cuadros negros en la mansión ocurra,
El pintor pinta tu recuerdo.

Yo te extraño, no estas aquí para escuharlo.
La pintura que corre en el cuadro de este día es de color negro,
igual que las otras.
Ahora soñare, quiero llenar el lienzo oscuro con estrellas.

Poema escrito por Eduardo

Oración de amor

¡Despertar de aquel sueño primoroso
que ardiente ha mantenido mi ilusión?
Se que tu señor, gran poderoso;
mas no mates así mi corazón.

Cuantas veces mi ruego te ha llegado
convertido en un canto matutino;
y tu altar con mi llanto se ha inundado
porque mi amor, señor, no es peregrino.

he llegado a tu gloria nazarena,
por pedirte piedad en mi romanza.
Es la noche señor, tibia y serena,
y con el tinte azul de la esperanza.

Se que mi alma, señor, es pecadora,
mas rinde en su oración la mirra santa;
por eso es que se llega hasta tu planta
besándote los pies como la aurora,

Solo te pido que mates su ignorancia;
que le des la elocuencia de poetas;
y que a ella le entregues la fragancia
que ocultan en su seno las violetas.

Pon Señor en su boca empurpurada
dulces palabras de tu ronda buena;
quìtale el corazón de enamorada,
y pon en su lugar una azucena.

Pido tanto señor; y aún mas pidiera;
que me dejes sus besos tembladores
como dejan también en primavera
su canto matinal los ruiseñores.

Que quites de su ser todo el engaño;
que yo sea su recuerdo más querido,
y que al volverla a ver, triste y huraño,
escuche entre sus brazos: ¡Bien venido!

Que pongas en su ser esa grandeza
que tienen para mi todas las cosas,
que rindan homenaje a su belleza
los petalos de seda de las rosas.

Que al mirarme, Señor, con embeleso
me lo diga la voz de los confines;
y entregue de sus labios en un beso
la esencia que tienen los jazmines,

Convierteme en el aire que respira,
para hacer de su pecho mi prisiòn.
Quiero saber Señor, si es que suspira
mandada por su propio corazòn.

Son muchos los deseos que te he previsto,
si alguna vez los viera realizados,
a tu altar llegaràn ¡Oh Jesucristo!
convertidos en flores mis pecados.

Poema escrito por angel el tejedor